Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial

Áreas Naturales Protegidas y Biodiversidad

Sistema Estatal de Áreas Naturales Protegidas
 
El Sistema se integra con las áreas naturales protegidas de competencia federal, estatal o municipal, que se encuentren en el Estado de Jalisco, así como las políticas, estrategias, programas y regulaciones establecidas por la Secretaría en la materia, incluyendo lo concerniente a las áreas especiales.
 
El Sistema tiene los siguientes objetivos:
 
I. Coordinar las políticas de protección, manejo y restauración para la conservación de los ecosistemas y su biodiversidad de las diversas categorías de áreas naturales protegidas;
II. Conservar muestras representativas de las regiones biogeográficas estratégicas y las bellezas escénicas naturales más importantes para el Estado, incluyendo en estas áreas los sitios que son de importancia para la migración de especies silvestres;
III. Conservar las áreas y sitios históricos-culturales que se encuentren ligados a un entorno natural, considerando lo estipulado en la Ley del Patrimonio Natural y Cultural del Estado de Jalisco.
IV. Propiciar y desarrollar una cultura para la conservación, que incluya la comunicación, difusión, educación ambiental y la participación social;
V. Consolidar la cooperación interinstitucional para la protección, conservación y manejo de las diferentes modalidades de áreas naturales protegidas, así como de las áreas especiales; y
VI. Desarrollar mecanismos de participación organizada de los dueños y poseedores en la toma de decisiones dentro de las áreas naturales protegidas, así como en las áreas especiales.
 
Biodiversidad
 
El Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) definió la biodiversidad o diversidad biológica como “la variabilidad de organismos vivos de cualquier fuente, incluidos, entre otras cosas, los ecosistemas terrestres y marinos y otros ecosistemas acuáticos y los complejos ecológicos de los que forman parte; comprende la diversidad dentro de cada especie, entre las especies y de los ecosistemas” (CDB 1992). Por lo tanto, el concepto abarca tres niveles de variabilidad biológica: ecosistemas, especies y genes; sin embargo, recientemente se ha propuesto incluir a la agrobiodiversidad (variedad de plantas domesticadas y sus parientes silvestres), la diversidad de grupos funcionales en los ecosistemas (herbívoros, carnívoros, saprófitos, entre otros) y la diversidad cultural (costumbres, lenguas y cosmovisiones).
 
 
Humedales y sitios Ramsar
 
Los humedales comprenden una gran variedad de ecosistemas por la diversidad de ambientes y características que los conforman; sin embargo, todos tienen una característica común, son zonas cubiertas predominantemente por agua.
“Las extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de aguas, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros"(Convención Ramsar, 1971).

Los humedales son ecosistemas que hacen posible la existencia de la vida en el planeta Tierra, pues asumen una importante cantidad de funciones ecológicas y proveen de servicios ecosistémicos primordiales para el ser humano.
Hasta 2016, los 169 países contratantes en la Convención sumaban 2235 Sitios Ramsar, de los cuales 142 están en México, incluidos los 13 localizados en Jalisco.  
   

Autor: karina.zepeda - Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial
Fecha de actualización: 25/04/2018 - 20:40:56